Virgo – Constelaciones del zodiaco

Por Fran Hace 7 mesesSin comentarios
Virgo - constelacion - sendas del viento

La constelación de Virgo, la sexta de las constelaciones del zodiaco, y una de las más grandes en cuanto a tamaño solo superada por Hydra. Aunque su tamaño no se corresponde con su brillo, puesto que solo su estrella principal α Virginis, más conocida como Spica, tiene una magnitud considerable.  En lo que se refiere a su mitología, es una de las más diversas y con más nombres que pueden haber dado lugar a ella, de todas las existentes en el zodiaco.

Virgo

Virgo es derivado del termino virgin, que significa virgen. En la mitología griega, uno de los mitos más conocidos es el que la asocia a la diosa Astrea, también conocida como lustitia. Astrea era conocida como la diosa de la justicia y se la representaba con una balanza en su mano derecha. De ahí que la constelación de libra que es la que va a continuación de Virgo, sea la propia balanza, mientras que en la propia Virgo solo queda representada la figura de la diosa. También se la llamo la diosa virgen de la justicia, y quizás este pudo ser el origen del nombre de Virgo.

Otros mitos la nombran como Dice, la personificación de la justicia en el mundo humano, Erígone, la hija de Icario de Atenas, o Deméter, la diosa de la agricultura.

La constelación de Virgo

Aparece en el firmamento como signo zodiacal desde el 23 de Agosto al 22 de Septiembre, según el calendario babilónico que da origen a la ordenación de los signos del zodiaco. Con el tiempo, y el movimiento de los equinoccios, sus fechas han variado y ahora se sitúa entre el 16 de Septiembre y el 30 de Octubre. Estos 45 días la convierten en la constelación con mayor presencia como signo del zodiaco de los 13 existentes (contando ofiuco).

Como curiosidad alrededor de esta y el movimiento de los equinoccios, es que se cree que fue precisamente midiendo la distancia entre Spica y Régulo, de la constelación de Leo, que Hiparco de Nicea descubrió lo que se conocería posteriormente como la procesión de los equinoccios.

Al igual que ocurre con otras como la constelación de Cáncer la manera más fácil de encontrarla es mediante otras estrellas que se encuentran a su alrededor, aunque en este caso utilizando la brillante estrella de Spica como final del trayecto.

Para encontrarla, lo primero que hay que hacer es buscar la constelación de la Osa Mayor (el carro), una vez encontrada esta seguir hacia Arturo, y si se sigue la curva desde la Osa Mayor, pasando por Arturo, se llega hasta Spica, la estrella principal de Virgo. Esta presenta una magnitud aparente de +1.04 y aunque se trate de una constelación poco brillante, su estrella principal es una de las 15 estrellas más brillantes. Por delante incluso de otras tan conocidas como Regulus.

Teniendo como faro en el cielo a Spica, una de las estrellas más brillantes, y a su proximidad a la Osa Mayor y la facilidad de unir la una con la otra, la localización de la constelación en el firmamento no es complicada. Además al estar en la posición del ecuador celeste, hace que sea visible 6 meses en cualquiera de los dos hemisferios, desde Febrero hasta Agosto.

En cuanto a sus estrellas y constelaciones limítrofes, por la parte este se encuentra su predecesora, Leo, y al oeste Libra. Al norte se encuentra la constelación de Bootes y Coma Berenice, mientras que al sur están las constelaciones de Crater, Corvus e Hydra (la primera constelación por tamaño del firmamento, superando a Virgo).

En lo que se refiere a los propios elementos que forman la constelación, se destacar un cúmulo importante de galaxias conocido como el Cúmulo de Virgo, con hasta once galaxias del catálogo de Messier. Con respecto a sus estrellas, las más destacadas son, a parte de Spica, β Virginis (Zavijava), γ Virginis (Porrima), δ Virginis (Auva o Minelava) y ε Virginis (Vindemiatrix). Esta última muy ligada a la propia mitología que rodea a la constelación y relacionada con el mito de Deméter.

 

Localización de la constelación de Virgo

Localización de la constelación de Virgo

 

El mito de Virgo

No son pocos los nombres asociados al mito de la constelación de Virgo: Astrea, Dice, Erígone, Deméter, lustitia. Si bien hay uno, que como suele ser habitual al hablar de la mitología griega, siempre acaba apareciendo de una manera y otra, y es el de Zeus.

Tantas son las teorías y versiones del mito, que es difícil asegurar que una sea más auténtica que las demás, por lo que es mejor, no dejarse ninguna, y hablar de todas ellas.

Astrea, la personificación de la justicia

Astrea era una de las titánides de segunda generación. Hija de Zeus y Temis, y descendiente de las primeras titánides por parte de Temis, que era Hija de Urano y Gea.

Se representa como una diosa de la justicia terrenal, debido a que era una de las pocas inmortales que vivía en el mundo humano, y a que su madre Temis, representaba la justicia divina. Participo en la guerra de los Titanes en el bando de Zeus, su padre, de quien era la encargada de portar sus rayos. Como recompensa por su trabajo, Zeus le permitió conservar su virginidad, convirtiéndose en la única titánide que no tuvo descendencia. Es por ello que también se la conoce como la diosa virgen de la justicia.

Permaneció en la tierra durante la edad dorara de Crono (no confundir con Chronos), y también en la posterior edad de plata. Pero con la llegada de la edad de bronce, se dio cuenta de la maldad que empezaba a habitar en los humanos, y decidió abandonarles. Tras esto, y por su trabajo durante la guerra de los titanes, Zeus la elevo al cielo en forma de constelación, como recompensa por su lealtad.

Al ascender al cielo, lo hizo acompañado de la eterna balanza que la acompañaba, y esta se convirtió posteriormente en la constelación de Libra, la sucesora en el firmamento, de la constelación de Virgo.

Se la suele relacionar con su hermana Dice. Si bien es cierto que en algunos mitos, Astraea se considera una diosa de la mitología antigua griega, hija de Astraeus y Eos. En este caso Astraea es considerada la diosa de la inocencia y la pureza, mientras que Dice es la personificación de la justicia. En los casos en los que se consideran hermanas, Astrea se considera la última de las hijas de Zeus y Temis, mientras que Dice es una de las Horas, las diosas del orden y la justicia en general.

Ante tanta diosa de la justicia, sería bueno hacer un resumen en este punto, de cual es la verdadera naturaleza de cada una de las diosas, en el mito de Astrea:

  • Dice, la diosa de la justicia moral
  • Astrea, la diosa de la justicia humana
  • Temis, la diosa de la justicia divina

 

Escultura de la diosa Astrea

Escultura de la diosa Astrea

 

Dice, la diosa de la justicia humana

Sin embargo, existe otra variante del mito, donde realmente, la diosa de la justicia humana es Dice. Y sería la propia dice quien  viviría en el mundo humano durante la edad de oro, plata y bronce, donde decidió abandonar este mundo; por lo que su historia es muy similar a la de Astrea en este punto.

Sin embargo, Astrea es recordará como una ayudante de Zeus en la guerra contra los titanes, mientras que a Dice se la recuerda por ser la encargada de repartir justicia en el mundo humano. De hecho aparece en multitud de tragedias griegas, para castigar cualquier injusticia.

En un fragmento del poeta griego Baquíldes, se nombra a esta diosa.

“Si algún dios hubiera estado sosteniendo el nivel de la balanza de Dice”

Dice, está considerada como una de las Horas, de segunda generación. Nació humana y por eso Zeus la eligió como diosa de la justicia en el mundo humano, pero al no soportar más la crueldad humana, la situó en el cielo como constelación de Virgo.

Erígone, la hija de Icario

Erígone era la hija Icario de Atenas, quien era un ferviente adorador del dios Dioniso. Un día, Icaro dio vino a unos pastores, los cuales terminaron por asesinarlo, creyendo que su borrachera en realidad era un envenenamiento. Erígone fue la primera persona en encontrar su cuerpo asesinado, junto a su perro Mera. Tras enterrar a su padre, la propia Erígone se quitó la vida, ahorcándose encima de la tumba de este.

Furioso y enfadado por lo que habían hecho a su seguidor, el dios Dioniso castigó la ciudad de Atenas, haciendo que todas las mujeres vírgenes de la ciudad, se suicidasen de la misma manera que Erígone.

Tras esto, Dioniso ascendió a Erígone al firmamento como la constelación de Virgo, junto a su perro Mera, que se convertiría en la estrella Procyon, más conocida como el Can menor, y a su padre Icario, como la constelación de Bootes, más conocida como el Boyero.

 

Mosaico de Icario y Dioniso en el parque Arqueológico de Pafos

Mosaico de Icario y Dioniso en el parque Arqueológico de Pafos

 

 

Deméter, y el rapto de su hija Perséfone

Deméter era la diosa griega de la agricultura, y es también, otra de las diosas relacionadas con el mito de Virgo. En este caso, su relación viene por otro famoso mito de la mitología griega que es el mito del rapto de Perséfone

La hija de Deméter, Perséfone, fue secuestrada por el dios del inframundo, Hades. Ante la desolación de no encontrar a su hija, la vida en la tierra se paralizo. Ante esta situación y para evitar que la tierra se desmoronara, Zeus obligo a Hades a devolver a Perséfone a su madre. La única condición que puso es que durante su trayecto de vuelta, la chica no podía probar bocado.

Hades, consiguió engañar a Perséfone y la hizo comer 6 (o 4 según la historia) semillas de granada. Como castigo a esta por no cumplir la condición, Zeus hizo que en cada año, tuviera que pasar 6 meses (uno por cada semilla) en el infierno.

Es por esto, que se producen lo ciclos de cosecha y fertilidad. Durante 6 meses (primavera-verano), madre e hija están juntas en la tierra y está es fértil, mientras que los otros 6 cuando volvía al infierno, está volvía a ser estéril (otoño-invierno).

Estas fechas de fertilidad en la tierra, coinciden precisamente con la aparición de Virgo en el firmamento. Además, dos de sus estrellas principales Spica y Vindemiatrix, significan respectivamente espiga de grano y vendimiadora, y se cree en este caso, que en honor a Deméter.

Otros mitos de Virgo

No solamente en la mitología griega está representado el mito de la constelación de Virgo, también en otras como la romana, o más antiguas como la babilónica, existen versiones del origen de esta constelación del zodiaco.

En la mitología babilónica, Virgo está relacionada con la diosa Isthar. Esta era la diosa de pureza y la fertilidad. De ahí quizás también el nombre ya antes mencionado de dos de sus estrellas principales, Spica y Vindemiatrix.

Por su parte en la mitología romana se asocia con las versiones alternativas tanto de la diosa de la agricultura Deméter, que sería la diosa Ceres, como la diosa de la justicia Dice, que sería la diosa Lustitia.

Finalmente en la mitología egipcia, está relacionado con la diosa Isis, considerada la gran diosa madre, y estrechamente relacionada con la naturaleza y la tierra, como Deméter y Ceres.

 

Estrellas principales de Virgo

La estrella principal de Virgo es α Virginis, más conocida por Spica. Se encuentra en la parte más al oeste de la constelación y es la que se utiliza para encontrar a esta en el cielo, debido a su proximidad a la Osa mayor, y a tratarse de una de las estrellas más brillantes del firmamento.

Su nombre quiere decir “la espiga del grano”, o “la espiga del trigo”, y provienen del latín spica virgins. También se la conocía como Arista en el latín, o como Sunbala o Sumbela en el arábe, y que son sinónimos de espiga.

En babilonia se representaba como “la esposa Bēl”. En el antiguo Egipto se la conocía como “la portadora del laúd” y era tan importante que incluso se cree que uno de los templos de Tebas está construido hacia ella.

Por lo que respecta a sus características, se trata de una estrella binaria de dos componentes de tipo espectral B, y muy próximas entre sí, cuya magnitud aparente es de +1.04. La principal, conocida como Espiga A (Spica A), es una gigante con una luminosidad 13.400 veces la del sol, y 11 veces la masa solar. Mientras que la segunda componente, Espiga B (Spica B) es poco conocida y solo se alcanza a saber que es 1.700 veces más luminosa que el sol.

Como estrella β se encuentra β Virginis (Zavijava o Zavijah), si bien es la tercera en magnitud. Esta estrella que se encuentra en la parte este de la constelación, deriva su nombre del término árabe Zawiyat al-Awwa  significa “la esquina que ladra”.

De hecho, junto a las estrellas de Minelava (δ Virginis), Zaniah (η Virginis), Porrima (γ Virginis) y Vindemiatrix (ε Virginis), formaba un grupo de estrellas que se conocía como Al ‘Awwa’, que significa “perros ladrando” o “caseta de perros”.

Se trata de una enana amarilla de magnitud 3.61, y 3,51 veces más luminosa que el sol. En cambio su masa es solamente 1,3 veces la del propio astro del sistema solar. Por su parte es una de las estrellas importantes conocidas más cercanas a la tierra, a tan solo 36 años luz.

Por su parte la segunda en magnitud es la estrella γ Virginis (Porrima), con una magnitud de 2,74. Su nombre proviene del latín y se refiere a una diosa de la mitología romana del mismo nombre, ayudante de la diosa Carmenta, la diosa del parto y la profecía.

Es una estrella binaria, de 3,48 de magnitud y 3.50 respectivamente. Ambas son blancas y prácticamente idénticas la una a la otra. Presentan una luminosidad 4 veces mayor que la del sol y una masa 1,4 veces mayor. Como curiosidad decir que fue una de las primeras estrellas binarias descubiertas, en 1689.

Otras estrellas destacas de Virgo serían:

  • δ Virginis (Minelava o Auva), también llamada Awwa en árabe, y que da origen al conjunto de estrellas entre las que esta se incluye. Es una estrella gigante roja de magnitud 3,39 y 630 la luminosidad del sol.
  • ε Virginis (Vindemiatrix o Almuredín), la conocida “vendimiadora”, relacionada con el mito de Deméter y las diosas de la tierra en las distintas mitologías. También se la ha llamado Protrigeix, Almuredín y Alaraph. Tiene una magnitud 2,83 y es una estrella gigante amarilla.
  • ζ Virginis (Heze), estrella blanca de magnitud 3,38, a 73 años luz y con una luminosidad de apenas 18 soles.
  • η Virginis (Zaniah), proviene del árabe donde quiere decir “el ángulo” y es un sistema estelar triple de magnitud 3,89.

El cúmulo de Virgo

La constelación de Virgo presenta un importante grupo de galaxias concentradas dentro de ella. Se estima que pueden ser alrededor de 2.000 y que forman lo que se conoce como el cúmulo de Virgo. Estas se suman a las 3.000 de la vecina Coma Berenice y dan lugar a uno de los mayores grupos de galaxias de todo el universo.

Se encuentra a unos 60 años luz, muy cercano a la vía Láctea, e inicialmente fue descubierta alrededor de 1770-1780. Gran parte de sus galaxias se pueden observar con un telescopio. La galaxia más brillante es M49, mientras que la más conocida es M87.

M87 se encuentra más próxima a la tierra que M49, esto unido a su notable brillo hace que en el cielo nocturno, sea uno de los objetos más brillantes del cielo y fácilmente visibles por los telescopios. Su magnitud es de 8.6 mientras que la de M49 es ligeramente superior, de 8.4.

Otras galaxias importantes de este cúmulo son:

  • M58
  • M59
  • M60
  • M61
  • M84
  • M85
  • M68
  • M87
  • M88
  • M89
  • M90
  • M91
  • M98
  • M99
  • M100

Todas ellas incluidas dentro del Cátalogo de Messier.

 

La justicia de Virgo

Después de un periplo de bestias derrotadas por Hércules en sus tareas, ha llegado el turno de una diosa ascendida al cielo. ¿Diosa de la Justicia o Diosa de la tierra?, supongo que ese será una pregunta difícil de responder y de la que solo cabe la posibilidad de conocer todas las respuestas posibles; y no son pocas en este caso. Quizás de todas las constelaciones vistas hasta la fecha, la que más difícil sea de conocer su origen mitológico, especialmente en lo que se refiere a la mitología griega

La constelación de Virgo podría ser considerada realmente como una constelación doble si se toma como cierto el mito de cualquiera de las diosas de la justicia, donde la siguiente constelación por conocer, que será la de Libra, es la segunda parte o la hermana de esta. En cambio si se va por la parte de la tierra, la constelación toma una visión distinta, al ser la guía de los cambios de estaciones y las cosechas.

Sea cual sea su origen, lo importante, es conocer todas sus versiones, y ya que cada lector, deje salir su curiosidad o su pasión por la materia y descubra, ¿Quién fue Virgo?

Hemos presentado a las candidatas, ahora solo queda que alguien, descubra a la verdadera.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Historia
esta publicación Fue compartido 0 veces
 000

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA