Aries – Constelaciones del Zodiaco

Por Fran Hace 12 mesesSin comentarios
Aries - Sendas del viento

La constelación de Aries es la que encontramos en primer lugar dentro de las constelaciones del zodiaco. Aunque eso no quiere decir que sea la primera que aparece a lo largo del año, puesto que sería la constelación de Capricornio, pero sí que es la primera teniendo en cuenta el calendario Zodiacal que se inicia el 21 de Marzo.

Para establecer el inicio de o el momento de una constelación se marca el momento en el que el sol pasa por dicha constelación. Cuando fue calculado por primera vez hace más de 2000 años el sol estaba en la posición de Aries el 21 de Marzo. Pero, ¿por qué es Aries el primer signo del zodiaco y el que da origen al calendario?

Punto de Aries o por qué Aries es el primer signo del zodiaco

Para poner entender por qué el signo de Aries es la que marca el inicio del calendario zodiacal hemos de conocer lo que en astronomía se conoce como Punto Aries o Punto Vernal. Su nombre es debido a que en él se localiza lo que se conoce como el inicio del equinoccio de verano. Esto quiere decir nada más y nada menos que el sol pasa de estar en el hemisferio sur al hemisferio norte (o el inicio de la primavera como lo podríamos llamar de manera más común).

A su vez, el punto Aries es el origen de lo que se cono como ascensión recta o lo que podríamos llamar como el punto 0º 0º  dentro de las coordenadas astronómicas. Este es el motivo que hace que Aries sea el origen de las constelaciones de manera astronómica, pues marca el inicio de una nueva etapa solar y el origen de coordenadas.

Punto de ascension recta - Sendas del viento

Punto de ascension recta en las coordenadas astronómicas

Hay que tener en cuenta que debido al fenómeno conocido como la precesión de los equinoccios, el eje de rotación de la tierra está en lento pero constante movimiento. Es por esto, que pasados casi 2000 años de que este punto fuera tomado en primer lugar por el astrónomo griego Hipparchus en el 130 a.c, ahora mismo ya no sería Aries la constelación más cercana al Punto Aries, sino que sería Piscis.

El Signo de Aries – El carnero de la mitología griega y  la leyenda del Vellocino de Oro

El signo de Aries está basado en una de las leyendas y mitos más conocidos de la antigua Grecia, la leyenda del Vellocino de Oro y el cual también le da su nombre de el Signo del carnero. Se desarrolló durante varias generaciones y además según algunas historias, tiene relación con los orígenes de una de las guerras más conocidas de la historia antigua, la guerra de troya. Algunos de los personajes que en ella aparecen como Cástor y Pólux, que participaron en robo del vellocino a manos del héroe de la mitología griega Jasón, son predecesores de los que en ella participaron.

Cuenta la leyenda que el rey Atamante tras estar con su esposa Nefele y tener dos hijos de nombres Frixo y Hele, está falleció, y decidió casarse con la princesa Ino. La nueva reina Ino, no aceptaba a los hijos del anterior matrimonio de Atamante, y los veía como una amenaza para el futuro de sus propios hijos así que urdió un plan para que el mayor de los dos, y quien tenía como una mayor amenaza Frixo, fuera sacrificado, bajo la falsa acusación de haber provocado un incendio que acabo con toda la cosecha.

Cuando ya el joven había aceptado su suerte y parecía irremediable el ser sacrificado por su actos, un carnero dorado con alas bajo del cielo para restacarlo, tanto a él, como a su hermana, y así poder huir del cruel destino que les había sido impuesto por las argucias de Ino. De aquí es donde viene el término de vellocino de oro con el que se conoce a la leyenda, puesto que cuenta la historia que las lanas del carnero que acudió a rescatarlos estaban hechas de oro.

Al parecer este fue enviado por el dios Hermes para salvar a los niños, junto con el espíritu de Nefele, su madre. Estos se subieron encima del carnero y huyeron a través del mar. La mala fortuna hizo que Hele cayera al mar y se ahogará en el estrecho posteriormente conocido como Helesponto (llamado así en honor a Hele), y que ahora se conoce como Dardanelos, entre Europa y Asia. En cambio Frixo sí que llego a tierra a la zona de la Cólquida donde fue acogido por el rey Eetes.

Frixo y hele - Sendas del viento

Frixo y hele cruzando el mar sobre el cordero dorado

Como agradecimiento, Frixo sacrifico al carnero para ofrecerle el Vellocino al rey Eetes, quien a su vez lo consagra al dios Ares, protegiéndolo en un bosque, custodiado por un dragón. Finalmente los dioses, en honor al carnero sacrificado que salvo a los hermanos y les permitió huir, lo elevan a las estrellas y da lugar a la constelación de Aries.

Es importante también la aparición de Ares en el mito. El planeta Marte, está asociado mitológicamente al dios de la mitología romana Marte, pero también es asociado con Ares, el dios de la guerra griega. Este hecho hace que Marte se considere el planeta regente del símbolo de Aries en la astrología.

Sin embargo, el vellocino no permaneció por toda la eternidad custodiado por el dragón. Años más tarde el héroe mitológico Jason junto a una expedición a bordo del navío Argo y tendría el sobrenombre popularmente conocido de argonautas, atravesó el mar y navego por las cosas de varios países. Finalmente llegaron a Colquida donde se encontraba el vellocino y pudieron robarlo del lugar en el que se había dejado custodiado.

Estrellas principales de Aries

Su estrella más brillante es α Arietis, también conocida como Hamal, nombre proveniente del árabe y que quiere decir “carnero”, aunque por la confusión con la propia Aries que representa al carnero, también se la conoce como rās al-ħamal, que significa “la cabeza del carnero”.  Es una estrella anaranjada gigante de magnitud alrededor de  2,00 y que se encuentra entre 66 y 67 años luz del sol. Su magnitud y posición hacen que sea una de las estrellas más brillantes del firmamento.

La siguiente estrella a destacar sería β Arietis, también llamada Sheratan. Es una estrella blanca, más grande en magnitud que la estrella alpha de la constelación con 2,64 de magnitud y a 60 años luz del sol. Si bien su luminosidad es de apenas 22 soles, mientras que la luminosidad de α Arietis es de 90 soles.

Junto con ella hay que hablar también de γ Arietis dado que ambas estrellas forman lo que se conoce como “el signo” en referencia del árabe a un año que empieza. En este caso estamos ante una estrella binaria que también se conoce como Mesarthim y cuyo nombre en sánscrito significa “la primera estrella de Aries”.

δ Arietis o Botein, “la pequeña panza” por la posición que ocupaba en los mapas antiguos dentro del animar que formaba la constelación. Es semejante a Hamal por su tipo de estrella gigante anaranjada y su luminosidad también es muy elevada, de 69 soles. Sin embargo se encuentra 100 años de distancia más lejana que α Arietis.  Y finalmente 41 Arietis (Bharani). La que sería la tercera más brillante de la constelación pero que todavía no tiene denominación Bayer.

En las sendas del viento nos hemos propuesto conocer cada una de las constelaciones que forman los signos del zodiaco, ya lo empezamos con la última de ellas en ser incorporadas, ofiuco y ahora hemos empezado por la primera de ellas, Aries. Iremos poco a poco conociendo las demás, puesto que el camino es muy largo todavía.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar

Categoría:
  Historia
esta publicación Fue compartido 0 veces
 100

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA