Libra – Constelaciones del zodiaco

Por Fran Hace 3 mesesSin comentarios

La constelación de Libra, la séptima de las constelaciones del zodiaco, y la única de todas ellas que no hace referencia a ningún ser vivo. Estamos hablando de quizás la constelación de todas las existentes en el zodiaco, con menos peso y menor mitología detrás de ella. Sus estrellas tampoco ayudan, puesto que α Librae, también llamada Zubenelgenubi, no alcanza a estar entre las más brillantes del cielo. Está muy vinculada a la constelación de Virgo por su mitología, pero especialmente a la constelación de Escorpio, de la que se cree, formaba parte en un primer momento.

Libra

Libra también es conocida como La balanza. En la mitología griega, está asociada a las diosas Astrea y Dice. Ambas diosa de la justicia y que según cuentan las historias, sostenían una balanza en una de sus manos, como señal de la justicia.

Desde la antigüedad, la balanza ha sido el símbolo de la justicia y del derecho. Representaba la medición donde a cada uno le tocaba lo que es justo y necesario en cada caso.

Es por esto que se cree que la constelación de libra sucede justamente a la de Virgo, que representa a la diosa de la justicia, porque se pusieron ambas a la vez en el firmamento por parte de los dioses griegos.

Otros mitos la asocian al carruaje dorado de Plutón (hades en la mitología griega), el dios del inframundo. Esta asociación surge del mismo mito de Virgo referente a Deméter, la diosa de la agricultura. Plutón utilizaba su carruaje para viajar al mundo superior y visitar a las ninfas, y en uno de sus viajes secuestro a Persefone, la hija de Deméter, indiciándose así el mito del rapto de Perséfone.

Sin embargo, durante muchos años, Libra estaba incluida en la constelación de Escorpio, siendo los romanos los primeros en diferenciarlas.

La constelación de Libra

Aparece en el firmamento como signo zodiacal desde el 23 de Septiembre al 23 de Octubre, según el calendario babilónico que da origen a la ordenación de los signos del zodiaco. Con el tiempo, y el movimiento de los equinoccios, sus fechas han variado y ahora se sitúa entre el 31 de Octubre y el 22 de Noviembre.

En la antigüedad, al pasar el sol por Libra en Septiembre durante el Equinoccio, los días y las noches tenían la misma duración, como si se hubieran repartido de forma justa. De ahí también que se la conociera como La balanza, porque justo en ese momento en el que era presente las horas de luz y oscuridad se repartían por igual.

No es una constelación fácil de encontrar, por lo que se suele recurrir a otras estrellas o constelaciones próximas más brillantes. Una forma de identificarla es a través de Escorpio. Si se traza una extensión desde las “pinzas del escorpión”, estas acaban llegando hasta las estrellas principales de Libra. De hecho, cuando Escorpio y Libra se consideraban una misma constelación, a las estrellas α Librae y β Librae (Zubeneschamali), se las conocía como “pinza del sur” y “pinza del norte”, respectivamente.

En cuanto a sus estrellas y constelaciones limítrofes, por la parte este se encuentra su predecesora, Virgo, y al oeste Escorpio. Al norte se encuentra parte de la constelación de Ofiuco y también de la constelación del dragón, mientras que al sur están las constelaciones de Lupus, y el lobo.

En lo que se refiere a los propios elementos que forman la constelación, no hay ninguno destacado, no habiendo ningún objeto del catálogo de Messier o de Caldwell destacable. Su estrella α Librae no es tampoco la más brillante de la constelación, siendo β Librae en quien recae dicho honor con una magnitud de 2,61.

Localización de la constelación de Libra

Localización de la constelación de Libra

 

El mito de Libra

Como se ha comentado en un principio, la constelación de Libra es la única que no está representada por un ser vivo. Es decir, teniendo que en cuenta el origen de todas las constelaciones, es evidente que para que esta fuera subida al cielo, tenía que estar claramente relacionada con otra.

En los primeros calendarios y mapas de las constelaciones, no existía realmente la constelación de libra, ya que esta formaba parte de la constelación de Escorpio, formando sus pinzas. De hecho, no es hasta la época romana de Julio César, donde esta aparece separada por primera vez de Escorpio. Se cree, que en honor al propio Julio Cesar, los astrónomos alejandrinos cambiaron las “pinzas del escorpión” por una figura similar a la del César y que sostuviera una balanza, formada por la conocida actualmente como Libra. De ahí otro motivo, por el que a la constelación de libra se la conozca también como la balanza. Al morir el César, los astrónomos eliminaron su figura, pero siguieron dejando separada la balanza de Escorpio.

En la mitología griega, Libra era como una representación conjunta a Virgo. Se consideraba que la diosa Astrea, diosa de justicia, portaba una espada en una mano, y una balanza en la otra, y que cuando fue ascendida al cielo por Zeus, este también ascendió a la balanza y la coloco a la derecha de Virgo, es por eso su posición dentro de las constelaciones.

En otras mitologías, si que hay algunos mitos, más antiguos que el griego, donde se puede encontrar alguna referencia a este signo. En la mitología egipcia, el dios Anubis, pesaba el corazón de los que acababan de morir. Ponía estos en un lado de la balanza, mientras que en el otro ponía una pluma de Ma’at, el dios de la verdad y la justicia.  Según hacia donde se inclinará esta, se decidía su destino.  Es por ello que a Libra se la asociado como la diosa de la verdad y el equilibrio, en concordancia con Ma’at.

Incluso en las religiones del judaísmo, cristianismo e islamismo, aparece el concepto de la balanza como símbolo de justicia. En este caso es el arcángel san Miguel, quien con una balanza en una mano, y una espada en la otra, representaba la justicia.

Curiosamente, como se puede observar, no hay ningún mito que lo relacione con su posición original en los mapas astrales, como las pinzas de la constelación de Escorpio.

Estrellas principales de Libra

La estrella principal de Libra es α Librae, más conocida como Zubenelgenubi, aunque no es la más brillante de la constelación ya que ese puesto recae en la estrella β Librae, Zubeneschamali.

Ambas estrellas eran consideradas en un principio “las pinzas de escorpio” pero con el paso del tiempo, se formó lo que es la actual constelación de Virgo.

La estrella de Zubenelgenubi, que en árabe quiere decir “la pinza sur del escorpión”, con la adaptación de la estrella por parte de los romanos, en una nueva constelación, adopto el nombre en latín de Elkhiffa Australis o Kiffa Australis, pasándose a conocer como “el plato sur de la balanza”, más acorde a su posición en ese momento.

Se trata de una estrella doble, una de ellas blanca de magnitud 2,8 y la otra amarilla de magnitud 5.2. A su vez la primera de ellas, es otra estrella doble. Se encuentra a 77 años luz del sistema solar.

Por su parte, la estrella de Zubeneschamali, es la más brillante de Libra con una magnitud de 2,61. En árabe quiere decir “la pinza norte del escorpión” y al igual que ocurre con su estrella hermana, adopto un nuevo nombre en latín Kiffa Borealis, o “el plato norte de la balanza”.

Esta estrella ya aparecía desde un principio en las constelaciones babilónicas, y se la conocía como Nura sha-Iltānu, “la luz del norte”.

Es 130 veces más luminosa que el sol, y es la única estrella conocida que a simple vista puede verse y tiene un color verde. Se encuentra a tan solo 160 años luz. Se cree que en la antigua, era incluso más brillante que Antares, la estrella principal de Escorpio, pero en la actualidad, su diferencia es más que notable, sea por el descenso de una, o por el aumento de la otra, cosa que se desconoce cuál es correcta.

Esta constelación no es precisamente conocida por sus estrellas, pero si se tuviera que destacar alguna otra esta sería a γ Librae (Zubenelakrab). Su nombre en árabe significa “las pinzas del escorpión” y sería la tercera estrella importante del grupo que se separó de la constelación del mismo nombre originalmente.

Es una gigante naranja de magnitud 3,93 y una luminosidad 71 veces mayor que la del sol. También se encuentra relativamente cerca, a 152 años luz.

Finalmente otras estrellas destacas de Libra serían:

  • σ Librae (Brachium). También conocida como “el brazo” o “el cuerno”. Es una gigante roja de 3,25 de magnitud y 1.900 veces más luminosa que el sol.
  • ε Librae. Una estrella blanco-amarilla de magnitud 4,92 y también cercana, a tan solo 106 años luz. Es tan solo 9 veces más luminosa que el sol.
  • η Librae. Estrella subgigante blanca de 5,2 de magnitud, 13 veces más luminosa que el sol.
  • θ Librae. Gigante naranja de magnitud aparente de 4,93. Tiene 15 veces el radio del sol.
  • HD 140283. La estrella conocida más antigua del universo. Se estima que tiene una edad de alrededor de 14.460 millones de años. Se encuentra a 190 años luz y tiene una magnitud de 7,2.

No solamente estrellas, sino también hay otros elementos que convendría destacar de la constelación, especialmente el sistema exoplanetario Gliese 581.

Exoplaneta Gliese 581 - Sendas del viento

Exoplaneta Gliese 581

Es el primer exoplaneta de tipo terrestre que fue descubierto fuera del sistema solar. Se descubrió en 2007. Gliese 581 podría ser considerado como un planeta en el que poder vivir si la tierra colapsara en algún momento, de ahí la importancia del mismo.

Se encuentra a 20,5 años luz y cuenta con una estrella del mismo nombre, que es una enana roja 1,3 % superior en luminosidad al sol. El exoplaneta en cuestión es Gliese 581 c, y en él los años duran tan solo 13 días, y la gravedad es del doble. La temperatura no sería tan problemática puesto que la máxima llega a 40 grados y la mínima de -3.

Finalmente, existen algunos cúmulos dentro de la constelación como es NGC 5897, la principal de ellas situada a 50.000 años luz y más importante de ellas o NGC 5792, NGC 5728, NGC 5892, NGC 5898 y NGC 5885.

La balanza

La única constelación del zodiaco sin identidad, y sin historia por sí misma. Lo cual no le resta importancia, debido a lo que la misma representa. Justicia e igualdad. Pocas son las que representan unos valores tan fuertes e importantes como ella, y es por ello que nunca debe ser menospreciada.

Puede que no fuera protagonista de una serie de mitos, ni tampoco un héroe griego, o una criatura mitológica. Lo que es bien seguro, es que sin ella, el firmamento no sería lo mismo, y el zodiaco, perdería un elemento muy importante, en su séptima constelación.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Historia
esta publicación Fue compartido 0 veces
 000

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA