Cú chulainn – El gran héroe de la mitología celta

Por Fran Hace 1 añoSin comentarios
Cú chulainn - El gran héroe de la mitología celta

Cú chulainn (o Cúchulainn) es uno de los héroes más importante de la mitología celta. Posteriormente a este se le conocería también como “el Aquiles irlandés”, debido a la relación directa entre lo que los adivinos vieron en su futuro, muy similar al héroe de la mitología griega, Aquiles. Sus vidas serían intensas y gloriosas, con múltiples batallas y leyendas, pero de corta duración, pues ambos morirían jóvenes.

Es el héroe mitológico más importante del ciclo de Ulster también conocido como Ciclo de la rama roja, una colección de escritos en prosa y verso centrados en los principales personajes y héroes de los Ulaid, lo que ahora se conoce como Irlanda del Norte. Su fama se extiende también por otras regiones de las islas británicas como Escocia.

Cú chulainn nació bajo el nombre de Setanta, pero adquirió dicho nombre tras protagonizar una historia muy conocida en la mitología irlandesa y que le daría este nombre de Cú Chulainn, que significa “el perro de Culann”.

El perro de Culann

Cuenta la leyenda que Setana, cuando era joven y tenía alrededor de seis años conoció al Rey Conchobar. Este tras quedarse impresionado al verle jugar al juego del agujero y atrapar las 150 bolas que le lanzaron sin que ninguna entrara en el mismo, quiso invitar al muchacho a la cena que estaba organizada para esa misma noche. Al caer la noche y estar en casa de Culann, el herrero, donde estaba previsto que se realizará la cena, este le pregunto a Conchobar si había pedido a alguien de las tierras que los acompañara en la cena a lo que respondió que no (al parecer se olvidó del joven Setana al que había invitado previamente, probablemente debido al alcohol). El motivo era que Culann tenía un perro sabueso traído de España que no permitiría que nadie se acercara al lugar donde se estaba realizando la cena. Conchobar pidió soltar al perro con dicho fin y que pudieran disfrutar de su cena tranquilamente y el perro paseara por las tierras de los alrededores.

Cuando llego Setana a las inmediaciones del perro, todos daban por hecho que si el sabueso se encontraba a un muchacho o alguien por los alrededores lo devoraría. El joven, armado únicamente con su pelota del juego del agujero, cuando el perro se abalanzo sobre él al llegar a las inmediaciones de la casa, le lanzo la pelota con tanta fuerza, que atravesó al perro por la mitad. Después lo estrello contra un pilar de piedra que se hallaba cerca de él dejandolo en pedazos.

Cúchulainn - El perro de Culanm

Cúchulainn – El perro de Culanm

Al momento de oír al perro ladrar, salieron de la casa los presentes y cogieron a Setana (aún confundidos viendo el resultado de la batalla de muchacho y como había vencido al perro) para ponerlo delante de Culann y Conchobar por lo que acababa de realizar. Al haber matado al perro de Culann, este muy enfadado y molesto por la situación le dijo que ahora nadie podría cuidar de sus rebaños y sus ganados y que nadie podría compensar dicha perdida. A la pregunta de Conchobar de como pensaba el joven recompensar al herrero este dijo: “Si hay algún cachorro de la casta de ese perro en Erin, él será criado por mí hasta que esté apto para el negocio al igual que su padre. Hasta entonces yo mismo seré el sabueso que protegerá sus rebaños y sus ganados y su tierra y a él mismo.”

Tanto el rey Conchobar, como su druida Cathba parecieron contentos con la idea, pero debido a ella decidieron que el joven debía de además cambias su nombre y a partir de entonces llamarse Cu Chulainn (El perro de Culann o el sabueso de Culann). Finalmente el joven acepto este nombre, tras ocupar de puesto del perro de Culann al que previamente había dado fin.

La lanza Gae Bolg

Cuando Cú chulainn se hizo mayor y llegó el momento de obtener sus armas a manos del rey, se encontró con Cathbad, el druida. Este estaba instruyendo a los nuevos pupilos, pero también realizaba las profecías sobre el futuro de los mismos. Ese día profetizo que aquel que recibiera las armas ese mismo día, sería el más grande de los héroes, aunque si bien es verdad que su vida sería corta (tal y como ocurriera con el mito de la mitología griega Aquiles). Obviando la última parte de la profecía, Cú chulainn fue a que le entregaran sus armas ese mismo día. Este fue rompiendo todas y cada una de las que le daba al rey, hasta que finalmente este le otorgó sus propias lanzas, espada y carro, que Cú Chulainn no fue capaz de romper y se quedó finalmente como suyas.

Sin embargo la que se convertiría en su lanza, le fue entregada por su maestro Scáthach en Alba. De nombre Gae Bolg, que significa “lanza de dolor mortal o lanza de la muerte”, esta fue la lanza que llevo Cú chulainn en sus proezas a partir de ese mismo momento. Estaba hecha a partir del hueso de Coinchenn, un monstruo marino. Algunas leyendas cuentan que la lanza solo podía ser utilizada en unas condiciones especiales.

Su maestra Scáthach, le enseño todo lo que sabía del arte de la guerra, incluido el uso de Gae Bolg, y le preparo para multitud de combates que vendrían de ese momento en adelante. Lucho contra la hermana de Scáthach, Aífe, y asalto a la fortaleza de Forgall para raptar a la hija de este, Emer, de la cual estaba enamorada (y ella también a su vez) desde antes de partir a entrenar con Scáthach. En este evento Cú chulainn ataco la fortaleza matando a los 24 hombres que la protegían.

Pero sin duda su leyenda más recordada, y la batalla más épica de este guerrero celta, es la de Los bueyes de Cualinge.

Los bueyes de Cualinge

Una noche, los reyes Aillil y Maeve discuten sobre quien de los dos tiene mayor número de bienes y por tanto, debería tener el derecho a ser el rey de la provincia. Al día siguiente, una vez contadas las pertinencias llegan a la conclusión que ambos tienen exactamente las mismas, pero Aillil poseía un fuerte animal entre sus pertenencias que decantaba la balanza: El blanco cornudo.  Pero Maeve se propuso conseguir uno todavía más fuerte y le llego el rumor que en el Ulster existía un animal que podía decantar la balanza a su favor, concretamente el toro semental, Donn Cúailnge. Ante la negativa del dueño de la criatura a darle su bestia, Maeve decidió que era momento de tomarlo por la fuerza y comenzó la invasión a el Ulster, apoyada por los condados de Meath, Munster y Leinster.

Cuando se lanza el ataque, los hombres de Ulster son incapacitados por Macha, la mujer de un granjero de Ulster que maldijo a los hombres de tal forma que cuando esta tuviera dolores de parto, serían incapaces de luchar. Es por eso estos se ven incapacitados a luchar pos Ulster, solamente queda uno que es capaz de pelear, un joven de diecisiete años de nombre Cú Chulainn. Al principio el joven se encuentra fuera de la frontera por haber salido a verse con una mujer y permite el avance de las tropas, pero a su vuelta comienza a luchar con todos y cada uno de los guerreros que se encuentra a su camino, derrotándolos a todos en una batalla que durará meses.

Durante la batalla, Cú Chulainn se encontrará a Lúgh, su verdadero padre, mientras que Fergus mac Roy, su padre adoptivo y antiguo rey de Ulster es enviado por la corte de Maeve a detenerle. Pero debido a un pacto previo entre padre adoptivo e hijo, cuando Fergus llega a la posición de Cú Chulainn se rinde y retira a sus tropas. Esto hace cundir el pánico entre los aliados de Maeve y comienzan también su retirada del territorio. En este momento además, la regla le llegará a Maeve lo cual la debilitará e incapacitará para tomar las riendas del ejército. Con esto finalmente Cú Chulainn llega a la posición de la reina con facilidad, pero viendo su situación, y que no es partidario de matar mujeres y niños, finalmente le permite la retirada y la acompaña hasta Athlone en su retirada.

Muchos son los relatos e historias sobre esta batalla, pero la más reciente y sin duda una de las más conocidas es la de Thomas Kinsella para todos los que deseen saber más en profundidad sobre este épico relato de la mitología celta.

Lucho hasta su misma muerte como otros grandes guerreros como Benkei, y tal es el respecto que te le tenían los enemigos, que estos solo se decidieron a avanzar cuando vieron que un cuervo se posaba sobre su hombro para beber su sangre.

El cuervo sobre Cúchulainn

El cuervo sobre Cúchulainn

En el folklore y cultura irlandesa se le ha representado como un héroe de luz, y un semidiós, puesto que su padre Lúgh, era el dios de la mitología celta. Es por ello que de su frente emana “La luz del héroe”, signo inequívoco de los semidioses y personajes divinos. Muchos lo consideran el mayor y más importante héroe celta.

Ya en una cultura más actual podemos destacar su aparición como una invocación divina dentro de la novela visual japonesa Fate Stay night, donde es representado como un lancer junto a su famosa lanza Gae Bolg.

Podríamos estar largo y tendido escribiendo sobre este personaje pues sus historias y leyendas son más que extensas, pero en las sendas del viento también nos gusta abrir boca a la curiosidad, para que nos adentremos a investigar en lo que a cada uno de nosotros más nos atrae y encontrar todo lo que una historia, personaje histórico, leyenda o curiosidad puede dar de sí. Aquí abrimos la puerta a lo que no debe ser olvidado, ahora es tu turno de explorar lo que hay detrás de ella.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Personajes
esta publicación Fue compartido 0 veces
 000

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA