El pirata William Kidd – De cazador de piratas a corsario

Francisco José Guerra 2016/05/14Sin Comentarios
Sendas del viento  /  Personajes  /  El pirata William Kidd – De cazador de piratas a corsario
El Pirata William Kidd - Sendas del viento

William Kidd, más conocido como Capitán Kidd fue uno de los más grandes piratas que han surcado los siete mares, al menos si de lo más conocidos marineros, porque lo de corsario es algo que todavía hoy sigue en duda si realmente llego a serlo. Nacido en Escocia en 1645, de padre capitán, en su juventud paso desapercibido navegando en diferentes barcos. Si bien sus primeros años pudieron ser los de un niño de una tripulación de barco más, todo cambio en 1689.

Durante su estancia en un barco franco-inglés en el Caribe, la tripulación del barco se amotino, y Kidd se convirtió en el nuevo capitán. Tras ello cambio de nombre al barco, llamándole Blessed William y se puso al servicio de su majestad, en aquel entonces el rey Guillermo III de Inglaterra, para combatir a los piratas y también pelear contra los franceses. Como su majestad no podía pagarle con recursos accedió a quedarse parte de los botines adquiridos como ganancias por sus servicios.

Los comienzos no fueron fáciles pues era más fácil ser atacado por un pirata, que atacar a uno. Además vivían un gran momento y gozaban de gran poder en aquella época como para dejarse capturar por un simple cazador de piratas. Por otra el ejército francés no cesaba sus ataques contra las colonias inglesas en el caribe. Sin embargo el capitán Kidd logro salir airoso de ambas situaciones y logro labrarse un futuro próspero, en el que se casó con una viuda inglesa, Sarah Oort, que poseía propiedades en la ciudad de sus dos maridos anteriores. Tal fue el progreso que termino que lo que hoy se conoce como Wall Street era suyo, no faltaba de nada en su casa, y su fortuna era tal que suscito las sospechas de algunos, incluso en su propio bando.

En 1695 y tras introducirse en política hizo amistad con el entonces gobernador de Nueva York. Este solicito a William Kidd convertirse en cazador de piratas. Su deber sería el de atacar a diversos corsarios, acusados de piratería, todo ello mientras todavía en aquella época, seguía combatiendo contra el ejército francés y sus buques. Kidd acepto, en parte presionado por sus financieros, que prometieron que le respaldarían en su nueva empresa. El rey Guillermo III le concedió una patente de corso por la cual se le habilitaba a atacar barcos y poblaciones de naciones enemigas y comenzó su andadura como cazador de piratas.

Durante el siguiente año el capitán Kidd se dedicó a la empresa que le había sido encomendada, pero esto al parecer pronto cambio. Tras problemas debido a un brote de cólera que termino con un tercio de su tripulación y una serie de incidentes con diversos barcos “no enemigos” y amotinamientos, el cazador, se convirtió en pirata. Pronto corrieron rumores sobre los correctivos que este realizaba a su tripulación si no cumplían sus órdenes y adquirió la fama de ser un marinero cruel y sanguinario.

Incluso a día de hoy, es difícil confirmar estos hechos pues de ninguno de ellos hay pruebas mayores que la palabra de las personas afectadas. Por un lado, los marineros, testigos y prisioneros que comenzaron a lanzar rumores sobre Kidd, y por otra la del capitán del barco Spectre, el capitán Barlow. El spectre es el que se cita como el barco al que William Kidd realizo su primer ataque pirata en 1697. Se trataba de un barco de origen mongol y que hacía de escolta a una flota mercante. El barco, al ser atacado alzo el pabellón inglés, que lo identificaba claramente como no enemigo y por tanto con la patente de corso no tenía ninguna justificación el ataque, por lo que a su llegada a puerto y habiendo podido repeler el ataque, el capitán barlow informo sobre el mismo. Después del informe el capitán Kidd quedo convertido en pirata. Tras esto se produjo un intento de motín por parte de la tripulación en el cual Kidd acabo con la vida de un tripulante de un golpe y de ahí nació el rumor de cruel y sanguinario con la tripulación.

El capitan Kidd atacando barco de origen mongol

El capitan Kidd atacando el barco de origen mongol

Todas estas noticias no llegarón a oídos de William Kidd, quien continúo su empresa como si nada malo hubiera ocurrido, y siguiera siendo considerado de la misma forma que cuando salió de Nueva York (o eso hizo creer en su juicio posterior). Tras haber capturado un buque francés ese mismo año lleno de riquezas, Kidd pensó que al tener el buque pases franceses él tenía todo el derecho a quedarse con el botín pues era un barco enemigo. Pero el barco era de origen armenio en realidad, y esto hizo que el gobierno inglés, por órdenes del rey, confirmará a William Kidd como pirata y ordenaran su busca y captura. Y así fue, a su regreso a Nueva York en 1698 y sin el propio capitán tener constancia de haber sido declarado pirata, como se procedió a su arresto.

William Kidd fue trasladado a Inglaterra para ser juzgado y defendió su inocencia en todo momento aparándose en su patente de corsario, pero los tesoros de barco armenio que tenía en su barco jugaron en su contra, y unido a los rumores que corrían sobre él hizo que fuera considerado uno de los más sanguinarios piratas y se decidió su ejecución.

Y en ese mismo momento el capitán Kidd dio lugar a lo que hoy es todavía una de las mayores búsquedas del tesoro de toda la historia y que aún en 2015 seguía generando noticias al respecto. Declaro que el tesoro que había en su barco no era suyo, y que el que él tenía había sido oculto por los siglos de los siglos. El 23 de mayo de 1701 fue ahorcado en el muelle del rio Támesis en Londres y ahí permaneció varios años para tratar de dar ejemplo a otros posibles piratas.

Muchos son los que aún creen que William Kidd solo fue un hombre traicionado, y no un verdadero pirata como cuentan las leyendas sobre su piratería y mano dura. En la cultura actual varios son los artistas que han citado a tan emblemático personaje, especialmente en la cultura americana. Bob dylan lo cita directamente en una de sus canciones y el escritor Edgar Allan Poe lo utiliza también una de sus obras, el escarabajo de oro, bajo el nombre del pirata kid.

Lo que sí es verdad, es que aún fueron más lo que partieron en la búsqueda del tesoro que este juro haber escondido antes de su muerte.

El tesoro escondido

Si la historia de este pirata de nombre William Kidd fue merecedora de nuestra atención, no menos lo es legado que dejo con la búsqueda de su tesoro. Su localización ha sido todo un misterio durante varios siglos, aunque parece ser que a día de hoy, podría estar más cerca de dejar de serlo.

Tal y como ya hablamos previamente sobre el capitán Kidd, la historia lo recuerda como uno de los más celebres piratas que ha habido en los siete mares aunque nunca se ha sabido realmente si la inocencia que clamo el día de su muerte en Londres en 1701 era la verdad, y estamos no ante un corsario, sino ante un marinero condenado por su mala suerte y las historias que se contaron de él durante su tiempo en el mar.

Si algo es seguro, es que desencadeno una de las mayores búsquedas del tesoro de toda la historia moderna, cuando sentenciado a muerte, declaro que el botín encontrado en su barco no era realmente suyo, y que lo había escondido en forma de tesoro por los siglos de los siglos para que nadie lo pudiera encontrar jamás.

Durante largo tiempo el paradero de este ha sido desconocido, y no ha habido pirata, marinero, o aventurero que haya dado con el tesoro. El primer lugar en el que se pensó pudiera estar enterrado fue la isla Gardiner. El hecho es muy simple, y es que esta isla se encuentra en Long Island (Nueva York) donde durante su vida William Kidd poseyó grandes propiedades de la propia ciudad. De hecho es verdad que en esta isla el Capitan Kidd enterró un tesoro, pero uno pequeño en el que había oro, plata, monedas españolas, piedras preciosas como diamantes o rubíes y otros objetos como candelabros. Este tesoro fue puesto en la isla en 1699 según los registros, cuando Kidd atraco por última vez en la isla, suponemos que para volver cuando terminara su travesía por mar. Sin embargo, nunca volvió dado que la siguiente vez que llego a tierra, fue apresado en Boston.

La primera pista que se tuvo con la posible ubicación del verdadero tesoro, se situaba en la isla de Yokoate. Esta isla situada al sur de Japón apareció en el radar de los buscadores cuando en 1929, Hulbert Palmer, un abogado inglés, compro un escritorio que pertenecío al “Capitán William Kidd. Galera Adventure, 1699” tal y como estaba inscrito el mismo. En su interior encontró un pergamino con un mapa en el que se encontraba la isla. Sin embargo, a día de hoy, no parece que la búsqueda haya dado resultado, al menos que se conozca al respecto.

Pero en 2015 la historia volvió a dar otro giro en su ubicación ante la noticia del hallazgo de un lingote de plata de 50 kilos en Madagascar. El lingote fue encontrado en los restos de una embarcación en el archipiélago ante la isla de Santa Maria. Los investigadores que se ocupan del descubrimiento afirman que se trata de una de las partes del tesoro del barco hundido del Galera Adventure del Capitán William Kidd. El motivo de la búsqueda en tal singular lugar es que durante aquella época, la isla de Santa María era lugar habitual de descanso de piratas, de hecho el Galera Adventure no ha sido el único barco hundido encontrado, sino que habían al menos trece navíos más.

Pero ahora quedan realmente dos preguntas en el aire después del hallazgo, ¿es realmente el lingote de plata del barco del Capitán Kidd?, y segunda, de ser así ¿realmente todo el tesoro que almaceno el pirata a lo largo de su carrera son unos lingotes de plata?, parece poca cosa si estamos hablando de uno de los piratas más temidos y ricos que jamás han existido.

Todo hace pensar, que a esta historia, todavía le quedan muchas páginas por escribirse, y aquí estaremos atentos, para ver si hemos de volver a escribir nuevamente en las sendas del viento, sobre Kidd, el pirata que comenzó siendo cazador, o que simplemente fue un marinero honesto traicionado. Quien sabe, quizás se descubre la verdad al respecto de esto, antes de que se localice su tesoro.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Personajes

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.