Ananké – La diosa griega de la inevitabilidad

Por Fran Hace 3 mesesSin comentarios
Ananke - Diosa Griega - Sendas del viento

Como ya hemos explicado en alguna ocasión, los dioses griegos son seres tremendamente peculiares y especiales. Tantos y tan distintos. Resulta muchas veces complicado incluso discernir o recordar cuál era su poder, de que eran deidad o lo que representaban. Puede llegar el caso que varios dioses se los conozca por una misma cualidad o por representar una misma entidad.

Sin embargo en este caso en particular estamos ante un dios (diosa para ser correctos), cuyo poder y lo que representaba no dejaban margen de duda. Y es inevitable el conocerla. Estamos hablando de la Diosa Ananké.

Nada es más fuerte que la nefasta necesidad

  • Euripides

La diosa de la inevitabilidad

Ananké es conocida como la diosa de la inevitabilidad. Aunque también puede ser conocida por la diosa de la compulsión, o de la necesidad. Este último más relacionado a como se la conocía en la mitología romana Necessitas (necesidad).

Es hija de un dios primordial, aunque se desconoce cuál de ellos es su padre. Lo que sí que es sabido es su estrecha relación con otro primordial de segunda generación, como es Chronos.

El dios Chronos es la personificación del tiempo incorpóreo, el inevitable. La unión de Ananké y Chronos dará lugar a lo que se conoce como el huevo primigenio, el cual dio origen a la materia sólida. Esta materia fue dividida en tres partes: cielo, tierra y mar, dando así origen al universo.

Es decir, podríamos considerar a Ananké como la madre del Universo.

Además de su papel como creadora del universo, también está ligada al destino. Guiando el destino de los cielos, humanos, e incluso el de los propios dioses. De hecho se decía que incluso el propio Zeus la temía.

Ananké y las moiras

Además de su papel como diosa, también está considera madre de la Moiras. Estas eran la personificación del destino.  Controlando el destino de las personas y los dioses, desde su nacimiento hasta la muerte. Tres eran las moiras, y cada una controlaba una etapa de la vida:

  • Cloto: el nacimiento
  • Láquesis: la vida
  • Átropos: la muerte

Dependiendo del mito que se quiera considerar como correcto, también se dice que es madre de Caos, Éter, Érebo y Fanes.

Etimología

Su nombre proviene del griego antiguo ἀνάγκη, que significa “fuerza, constancia y necesidad”. Aunque también ha sido expresado como “suerte” o “destino”. Homero conocía expresa este término como αναγκαίη πολεμίζειν, formado la primera parte por “es necesario luchar” y la segunda “por la fuerza”.

El poeta Simonides, fue el primero en hacer referencia a la diosa con el nombre con el que es conocida, el de Ananké, y haciendo constancia del miedo que a esta le tenían los dioses con la frase: Incluso los dioses no luchan contra Ananké.

 

En definitiva, nos encontramos ante la que podríamos denominar la creadora del universo. Uno de esos personajes de la mitología que conviene conocer, y cuya importancia es más que relevante. Sin ella no habrían habido los dioses como los conocemos, ni las batalles con los titanes, ni los propios héroes griegos. Y si lo pensamos, nosotros tampoco existiríamos.

Toda una mitología, que de forma inevitable, ha ido desarrollándose, y a la que quien sabe cuándo en su destino, estará escrito el final.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Mitología
esta publicación Fue compartido 0 veces
 000

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA