La vara de Esculapio y el Caduceo de Mercurio

Por Fran Hace 2 mesesSin comentarios
Vara de Esculapio - Sendas del viento

Estamos ante probablemente dos de los símbolos más confundidos de la historia, por su parecido. Y como la confusión ha ido perdurando durante el tiempo, pues no serán pocos los que al oír hablar del símbolo de la medicina, cometerán el error de ver dos serpientes, cuando en realidad solo hay una.

Es cierto, cometerán el error de ver el Caduceo de Mercurio, cuando en realidad el verdadero símbolo de la medicina, es la Vara de Esculapio. Pero ¿seguro que se utiliza ahora la Vara de Esculapio como el símbolo de la medicina?

La vara de Esculapio. El símbolo de la medicina

Cuenta la leyenda de Homero en su Iliada, que Esculapio (o Asclepio) fue una persona que vivió en el siglo XII a.C en Tesalía. Participo en la batalla de Troya junto a sus hijos Podaleiro y Macaón. El padre, es el patrón de los médicos, los hijos los patrocines de los internistas y cirujanos respectivamente.

La vara de Esculapio

Según la Iliada, Esculapio visito a Glauco quien se encontraba herido de muerte. En la habitación en la que se encontraban apareció una serpiente la cual Esculapio mato con su vara. Instantes después otra serpiente apareció con unas hierbas con las que pudo revivir a su compañera muerta. Esculapio viendo que la serpiente volvía a la vida, hizo lo mismo con Glauco, consiguiendo salvarle la vida con las hierbas.

Distinto es lo que cuenta sin embargo la mitología griega. En ella se presenta a Esculapio como el hijo de Apolo y la mortal Coronis, siendo por tanto un semidiós. Su infancia la paso con un centauro que le inculto el arte de la medicina y la caza. Sus poderes fueron tales que llego a dominar el propio arte de la resurrección que utilizaba con cada ser que encontraba sin vida.

Llego un punto que propio Hades presento una queja ante el Olimpo porque según él “ya no entraba tanta gente en sus dominios” debido a que Esculapio los estaba resucitando. Para calmar a Hades, Zeus tomo una decisión. Aquí el mito se divide en dos vertientes.

En la primera de ellas, Zeus pato a Esculapio de un rayo, y lo subió a los cielos convirtiéndolo en la constelación de serpentario (Ofiuco). Sin embargo existe una segunda versión donde Zeus lo que haces es eliminarle sus poderes de resurrección y dotándole únicamente del poder de la sanación.

Tanto si se toma como auténtico el relato de la Iliada, como las leyendas de la mitología, se puede ver la fuerte relación de este con la medicina. Siendo representada en su vara, con la serpiente que le enseño el camino para la curación, y que según la mitología era su representación en la tierra para la curación.

A su muerte, su culto se extendió por toda Grecia, llegando incluso hasta Egipto, donde era identificado con Imhotep y Serapis (los dioses egipcios de la medicina). Sus santuarios más importantes fueron los de Epidauro, Tricca, Lebén y Cos. Su veneración llego incluso a roma muchos siglos después donde al principio del cristianismo era venerado de la misma forma que a cristo.

El Caduceo de Mercurio

El símbolo con la vara con las dos serpientes entrelazadas y unas alas alrededor de un bastón por mucho que pueda ser su parecido, no tiene que ver con la medicina. Aunque sí que comparten, el hecho de que ambos vienen de la mitología griega.

El Caduceo de Mercurio

En este caso se trata de un símbolo asociado a Hermes (o mercurio en la mitología romana), y que se asociaba con el comercio, ya que Hermes, era el mensajero de los dioses. La propia palabra Caduceo proviene del latín Cadux, que significa “embajador”.

De hecho no existe ninguna leyenda que relacione a este símbolo con la medicina. Por ejemplo los romanos lo utilizaban para pedir una tregua en medio de una batalla.

Sin embargo un aristócrata inglés de nombre Sir William Butts y medico de Enrique VII de Inglaterra, lo utilizo como escudo nobiliario. Ya en 1856, el Hospital de la Marina de Estados Unidos, lo utilizo para distinguir como “no combatientes” a los médicos. Y aún hoy muchos países los siguen utilizando en relación a la salud. De hecho en 1902 el propio ejército de los estados unidos lo tomo expresamente como el símbolo del cuerpo médico.

Por este hecho, no es raro confundirse al hablar del verdadero símbolo de la medicina. Si el que lo es por su mitología, o el que lo ha obtenido por su historia moderna.

Visto así, parece que no solamente era una cuestión de “estética” sino también de historia universal. Y como algo que en principio no tenía ninguna relación, termino por ocupar el puesto de otro, que tenía legítimo derecho a ocupar ese puesto.

Sendas del Viento.  Historias y personajes que pudiste oír, pero nunca llegaste a escuchar.

Categoría:
  Mitología
esta publicación Fue compartido 0 veces
 100

Dejas un Comentario

Tu dirección email NO SERÁ PUBLICADA